Protección Civil
Avenida 3 de Mayo, 79 3ª Planta
38005
Santa Cruz de Tenerife
Fax
922 606 332
Horario
De lunes a viernes de 9 a 14 horas

Anuncio

Decreto organizativo, de fecha 25 de noviembre de 2011, por el que se regula el protocolo de actuación del Centro de Coordinación Operativa Municipal (CECOPAL)

Descargar

Protección Civil

El Centro de Coordinación Operativa de la Administración Local (CECOPAL) es el lugar donde reside el órgano de coordinación, control y seguimiento de todas las operaciones para la atención de las emergencias y de Dirección del Plan de Emergencia Municipal (PEMU) en el caso de activación del mismo. Como Centro responsable de gestionar las emergencias detectadas, su función principal es minimizar las consecuencias que las mismas puedan tener en el término municipal.

Escucha Activa

El Centro de Transmisiones (CETRA) está dotado de tecnologías avanzadas de comunicación con el fin de centralizar la detección de incidentes, activando los correspondientes protocolos de actuación.

Activación y coordinación del PEMU

Coordinación y ejecución de las actuaciones de los diferentes grupos de acción intervinientes en la emergencia.

Garantizar las comunicaciones

CETRA-CECOPAL garantiza en todo momento la comunicación con los grupos intervinientes y la red de alerta.

Red de alerta

Sistema de comunicación vía emisora de radio estratégicamente ubicado en Distritos, Asociaciones vecinales y emisoras comerciales de radio del Municipio.

Puesto de Mando Avanzado (PMA)

Unidad móvil de telecomunicaciones destinada a la ubicarse en las proximidades de la emergencia para facilitar la coordinación de los intervinientes.

Nuestro compromiso

Nos comprometemos a tener una pronta respuesta que asegure una óptima atención de las incidencias recibidas en el CETRA dando la primera respuesta y si las circunstancias lo requieren, activar protocolariamente el CECOPAL.

Nos comprometemos a abordar los incidentes conocidos, coordinando los servicios, medios y recursos, en función de sus capacidades y de las necesidades de la emergencia.

Nos comprometemos a realizar una gestión eficaz del personal y de los recursos, garantizando una respuesta a las sugerencias y reclamaciones del 90% en menos de 15 días y a cerrar al menos un acuerdo anual de colaboración con otros organismos.

Nos comprometemos a Realizar al menos dos jornadas anuales sobre prevención de riesgos y dos publicaciones, así como realizar al menos cuatro reuniones con las Asociaciones Vecinales.

Indicadores del servicio

  1. Número de incidencias abordadas
  2. Tiempo de activación del CECOPAL
  3. Nº de incidentes gestionados durante la activación CECOPAL
  4. Nº de reuniones realizadas con asociaciones
  5. Nº de jornadas o talleres organizados
  6. Nº de horas dedicadas a formación del personal
  7. Nº de acuerdos o convenios con otros organismos
  8. Tiempo de respuesta de las reclamaciones y sugerencias

Cartografía. Anexo IV

El Plan de Emergencia Municipal de Santa Cruz se representa gráficamente sobre una serie de mapas disponibles en. [.pdf]

La cartografía de base y las fuentes para la elaboración de estos mapas figura en cada uno de ellos. Los mapas contienen la zonificación de las amenazas que pueden afectar al Término Municipal.

 

Recomendaciones ante alertas

  • Si la tormenta viene acompañada de rayos o relámpagos, cierra puertas y ventanas, las corrientes de aire pueden atraer a los rayos.
  • Desenchufa los aparatos eléctricos, las subidas de tensión pueden dañarlos o se pueden producir descargas eléctricas. Desconecta, también , la antena de la T.V.
  • Aléjate de torres, vallas o cualquier otra estructura metálica.
  • Nunca te eches a correr bajo una tormenta eléctrica.
  • Si nos sorprende trabajando al aire libre, abandonar maquinaria y objetos metálicos que pudieras tener a mano (mangos de herramientas, palos, bicicletas, motocicletas, ...).
  • No te refugies bajo los árboles.
  • Recuerda que la madera mojada también es conductora de la electricidad.
  • Si la tormenta te sorprende en el coche, cierra puertas y ventanas, apaga la radio y baja la antena. También desconecta el motor (siempre que no esté en un cauce de agua) hasta que termine la tormenta.
  • No te acerques a evaluar los daños provocados por un rayo hasta que acabe todo el episodio tormentoso.
  • Evita los desplazamientos por carretera, en caso de tener que hacerlo, extrema las precauciones.
  • En la ciudad, los edificios te pueden proteger del riesgo de descargas.
  • En el campo, busca las zonas bajas evitando los valles profundos, son más seguras las laderas de los montes.
  • No te sientes ni sitúes sobre nada mojado, las suelas de goma no garantizan totalmente tu seguridad.
  • No es conveniente tumbarse en el suelo.

Recuerda: espera información a través de los medios de comunicación con una radio a pilas.

  • Antes de la llegada del invierno, revisa el estado de las azoteas, desagües, etc. Si vives cerca de algún barranco, informa a tu Ayuntamiento si está saturado de deshechos, escombros, etc.
  • Ante la inminente llegada de lluvias fuertes, estate atento a las instrucciones que se den a través de los medios de comunicación.
  • Nunca (incluso en épocas de verano), acampes en lugares inundables: cauces de barrancos, etc.
  • Si es posible, permanece en tu vivienda, teniendo en cuenta que no esté ubicada en cauces de barrancos o en lugares de riesgo.
  • Evita circular en coche durante las lluvias fuertes, si es imprescindible, extrema las precauciones, prestando especial atención a la altura del agua, moderando la velocidad y vigilando los frenos. Si el vehículo comienza a llenarse de agua, es mejor abandonarlo.
  • Circula preferentemente por carreteras principales o autopistas, evitando las pistas forestales o carreteras secundarias y utilizando las marchas más cortas.
  • En caso de tener que cruzar por zonas inundadas donde el agua tenga corriente, átate una cuerda a la cintura, sujeta en el otro extremo a algún objeto fijo o pesado.
  • No cruces por puentes a los que el agua rebase por encima.
  • Si el problema te sorprende en casa, evita que las sustancias tóxicas y/o inflamables entren en contacto con el agua.
  • No entres en las zonas inundables de la casa, como garajes, sótanos, etc.
  • Nunca utilices el ascensor, el fluido eléctrico puede fallar en cualquier momento.
  • Desconecta la corriente eléctrica.
  • Si llega el caso, no dudes en abandonar la vivienda, dirigiéndote a un lugar más elevado, o a donde las autoridades estén remitiendo a los vecinos.
  • Si el agua te aísla en la parte superior de tu casa, no la abandones a nado, la corriente te puede arrastrar, es preferible esperar ayuda.
  • No sobrevalores tus posibilidades, se prudente, y en caso necesario, espera la ayuda especializada.
  • Acabada la emergencia, no regreses a tu vivienda hasta que los técnicos te indiquen que es seguro hacerlo.
  • Una vez se pueda acceder a las viviendas, no enciendas fósforos ni dispositivos que desprendan chispa alguna, incluido el interruptor de la luz.
  • Beber sólo agua embotellada.

En las islas se suceden con relativa frecuencia episodios de vientos fuertes que, aunque no llegan a tener el rigor de tornados o huracanes de otros países, sí suponen un riesgo alto para la población y los bienes, como así lo constatan los sucesos de años anteriores.

Pero, afortunadamente, en condiciones normales, un temporal de viento puede ser previsto por el Instituto Nacional de Meteorología, que informará de ello a través de los medios de comunicación. En ese caso, estamos a tiempo de tomar una serie de medidas para protegernos a nosotros mismos y nuestros bienes.

Si se advierte sobre temporales de viento:

  • Si no es necesario, no salgas de casa.
  • Retira todos los objetos susceptibles de caer a la calle desde tu tejado, azotea, balcón, etc.
  • En caso de tener que salir, extrema las precauciones, sobretodo, en los desplazamientos por carretera.
  • Si vas andando por la calle, aléjate de vallas publicitarias, andamios, árboles, grúas, muros, etc.
  • No te acerques a las costas, muelles, espigones o la orilla de la playa, pueden producirse grandes olas que te arrastren.
  • En casa, cierra puertas y ventanas, y comprueba la sujeción de antenas, toldos, bidones, macetas, etc.
  • Mantente siempre informado de la situación a través de los medios de comunicación (radio, T.V.)

En la mayoría de los casos, evitar que suceda un incendio en una vivienda, está en nuestras manos, se trata sólo de evitar situaciones de riesgo.

En caso de que se materialice el fuego, debemos saber como comportarnos para protegernos de él.

Atiende a estos consejos:

  • Debes conocer las posibles vías de evacuación de tu vivienda, escuela o lugar de trabajo.
  • No sobrecargues las tomas de corriente.
  • En caso de utilizar alargadores, mantenlos totalmente desenrollados para evitar que se sobrecalienten.
  • Ten siempre los enchufes en buen estado. Si observas que se calientan demasiado o que no encajan bien, llama a un técnico.
  • Coloca radiadores y estufas lejos de materiales que puedan arder y nunca pongas telas sobre lámparas o bombillas. El calor puede hacer que ardan.
  • Es muy peligroso fumar en la cama y asegúrate de que cuando tiras una colilla quede bien apagada.
  • Deja fósforos y mecheros en lugar seguro, nunca al alcance de los niños.
  • Apaga los electrodomésticos de gas si te as a ausentar, aunque sea por poco tiempo y nunca dejes calderos al fuego .
  • No almacenes productos inflamables cerca de fuentes de calor.
  • En ausencias largas, desconecta siempre el gas y la electricidad.
  • Si a pesar de todo te sorprende un incendio, mantén la calma, tienes más posibilidades de tomar la decisión adecuada.
  • Si al llegar a casa notas un fuerte olor a gas, no acciones ningún interruptor de luz ni enciendas ningún mechero, abre puertas y ventanas y aléjate del lugar.
  • Si se prende una sartén, nunca la apagues con agua, utiliza una tapa.
  • Si se produce un fuego y no puedes controlarlo, aléjate del lugar y solicita ayuda al 1-1-2.
  • Si el fuego alcanza la ropa de una persona, lo mejor es rodar por el suelo o taparla con una manta o tejido grueso.
  • Nunca utilices el ascensor. Si el humo es muy denso, respira a través de una prenda mojada y espera en un lugar visible.

Las elevadas temperaturas, la poca humedad y los vientos fuertes hacen que en la época estival, nuestra Comunidad se vea afectada por el riesgo de incendios forestales, un riesgo, que, desgraciadamente, se ha visto materializado de forma notable en repetidas ocasiones.

Recordemos El Hierro, La Esperanza, Vilaflor, etc.

Nuestro comportamiento es determinante

  • No arrojes ningún tipo de basura en el monte, especialmente si se trata de fósforos, colillas o cristales.
  • Solicita permiso, siempre, para realizar una quema de rastrojos, el Cabildo te facilitará los medios para que lo hagas de una forma segura.
  • Acampa sólo en lugares habilitados para ello, además, es obligatorio solicitar permiso de acampada. Con esto se consigue saber qué áreas hay que desalojar en caso de incendio.
  • En el monte sólo se puede hacer fuego en las áreas recreativas, dentro de los fogones especialmente preparados. Recuerda apagarlos bien antes de irte.
  • Es recomendable usar rejillas matachispas en los escapes de los vehículos para circular por el monte.
  • En época de riesgo de incendios, no te adentres en el monte si no conoces bien el terreno, las vías de comunicación y caminos alternativos para salir. Procura caminar siempre por zonas de gran visibilidad.
  • Conocer el entorno y los riesgos que pueden encontrarse, ayuda a tomar medidas para evitar incendios forestales.
  • Si detectas un incendio forestal o un humo que te haga sospechar, no lo dudes, llama inmediatamente al 1-1-2.
  • Trata de informar de su ubicación con la mayor exactitud posible.
  • Colócate en lugar seguro.
  • En caso de quedar rodeado por el fuego, trata de llegar a la zona ya quemada, alejándote del fuego por las zonas laterales del mismo y en sentido contrario a la dirección del viento.
  • Nunca te sitúes en la parte alta de una montaña ni corras en sentido ascendente, el fuego avanza al subir 17 veces más rápido que tu.
  • Si la situación se torna peligrosa, acuéstate en el suelo y trata de respirar a través de una prenda mojada, NUNCA intentes huir de la zona atravesando caminos afectados por el fuego o por columnas de humo.
  • A la hora de evacuar la zona, no corras, baja con calma pisando terreno firme y seguro.
  • Durante un incendio queda totalmente prohibido el acceso a la zona. Si quieres colaborar, dirígete a tu Ayuntamiento, es desde allí donde se organiza la actuación de los voluntarios.

En nuestra comunidad, las posibilidades de que se produzcan terremotos de intensidad alta son escasas, en cualquier caso, damos algunas recomendaciones para actuar en caso de que se produzca algún movimien

  • De manera preventiva, examina los riesgos que puedan existir en tu hogar de cara a un terremoto, y plantéate cómo reaccionarías tú y tu familia.
  • Revisa el estado del edificio y refuerza las partes que se puedan caer, como cornisas, balcones, etc.
  • En caso de movimiento sísmico, mantén la calma y procura transmitir calma a los demás.
  • Mantente alejado de estructuras que se puedan caer: Muros, ventanas, etc.
  • Dentro de casa, protégete bajo el marco de las puertas, o algún mueble sólido, como mesas, etc.
  • No uses el ascensor.
  • En el exterior, aléjate de edificios altos, postes de la luz, vallas publicitarias, etc.
  • Espera información a través de los medios de comunicación.
  • No propagues rumores ni información exagerada sobre la situación. Se colapsarían todos los sistemas de emergencias.
  • Si tienes que abandonar tu casa y tienes tiempo, desconecta agua, luz y gas.
  • Si estás cerca del mar, aléjate de la orilla lo más posible, se pueden producir grandes olas.

El Archipiélago Canario está formado por un conjunto de islas de carácter volcánico, que aunque tectónicamentre es estable, puede someterse a movimientos sísmicos o erupciones volcánicas.

En caso de anunciarse una erupción:

  • No se acerque al volcán (puede alcanzarle escoria caliente o productos sólidos).
  • Evite hondonadas pues se acumulan gases nocivos.
  • Si es sorprendido por una nube de gases, protéjase con tela humedecida en agua.
  • Evite el acceso a zonas declaradas peligrosas para facilitar las tareas de evacuación.
  • Si las autoridades establecen la evacuación, prepare un ligero equipaje de mano con ropa de abrigo, documentación identificativa de toda la familia, medicamentos personales y, si es posible, alimentos no perecederos.
  • Lleve consigo una radio a pilas y un teléfono móvil.

En nuestra Comunidad es poco probable que las nevadas lleguen a los núcleos de población, sin embargo, contemplamos este riesgo, porque sí es habitual que los ciudadanos se desplacen hasta las cumbres para contemplar o jugar con la nieve en temporada de invierno.

En estas circunstancias, nos podemos encontrar en situaciones de riesgo, para lo cual se pueden adoptar algunas medidas d

  • Antes de salir de casa, solicita información sobre el estado de las carreteras y de la situación meteorológica.
  • Extrema las precauciones al circular, y no lo hagas por carreteras o pistas cortadas al tráfico.
  • Ten especial cuidado con las placas de hielo, que se forman en la calzada.
  • Utiliza la vestimenta adecuada para ir a la nieve, prestando especial atención a la cabeza, las manos y el calzado.
  • Mucho cuidado con las personas mayores y los niños, son especialmente sensibles a las bajas temperaturas.
  • Mantente informado mediante radio de los posibles cambios meteorológicos.
  • Asegúrate de que tienes suficiente combustible en el vehículo, comprueba neumáticos, anticongelante, frenos y lleva cadenas.
  • Lleva siempre bebidas calientes, mantas , ropa de abrigo extra y algo de alimentos hipercalóricos (frutos secos, chocolate, ..)
  • Al jugar en la nieve, cuidado con las bajadas pronunciadas y con las piedras que pueda haber bajo la nieve y que no son visibles.
  • Utiliza protector solar y gafas de sol para evitar las radiaciones.
  • Si te quedas aislado en el coche, permanece en su interior, con la calefacción al mínimo. Procura no quedarte dormido y asegúrate de que la ventilación es suficiente.
  • En caso de que alguien sufra una hipotermia:
  1. Intentar calentar a la víctima.
  2. No darle a beber bebidas alcohólicas, darle caldos, infusiones, ...
  3. No darle friegas con nieve, sólo masajes suaves.
  4. En caso de tener síntomas claros de congelación, no tratar de mover la parte afectada, abrigarlo y dar calor suave hasta que llegue la ayuda especializada.